Conoce, actualízate y aprende con nuestras noticias y artículos sobre las últimas tendencias en marketing.
Todo el conjunto de acciones que se deben tomar antes de lanzar al aire un comercial, está fuertemente conectado a los resultados de los estudios de evaluación de comerciales que se efectúan previamente, donde se miden los posibles resultados de las acciones publicitarias y asegurar que el mensaje llegue a su audiencia.
Los Estudios de comportamiento del Consumidor ayudan a que tus estrategias sean efectivas, puesto que su objetivo es que tu empresa pueda ganar nuevos clientes, entenderlos y de paso, mantenerlos.
Muchas marcas incrementan su gasto en publicidad digital sin tener a la mano información necesaria para su efectividad, puesto que no han terminado de entender a sus audiencias. Por eso, es importante realizar estudios de evaluación de comerciales, pero ¿realmente funcionan?
Un área en la cual los estudios de comportamiento del consumidor avanzan hoy en día sin parar, es en cómo sacar provecho de las decisiones instintivas de compra de las personas. Por eso, es importante conocer las razones tras los cambios en el comportamiento del consumidor.
Un aspecto fundamental de los Estudios de prueba de producto son las evaluaciones físicas de los mismos. Estas, están diseñadas para medir las propiedades organolépticas de bienes y utensilios pertenecientes a una diversa clase de sectores, que abarcan desde los alimentos hasta la industria cosmética.
Teniendo en cuenta que el constante avance tecnológico permite la rápida retroalimentación de cada producto que se usa a diario, es importante que cada bien o servicio que una compañía produce hoy en día tenga los más altos estándares de calidad. Por eso, conoce más sobre las pruebas de producto.
Lo que conocemos en la actualidad como comportamiento del consumidor, es el grupo de acciones (internas o externas) que dirigen a una persona a lo largo de un proceso que inicia en el interés por un producto o ventaja determinada, y termina siguiendo una serie de pasos que culminan en la compra o recompra.
Gracias a recientes estudios se descubrió que en los hombres hay motivaciones de orden físico y hormonal a la hora de preferir determinadas marcas. Conoce más aquí.
La imagen corporativa de tu empresa es la columna vertebral de tu estrategia de mercadeo. A través de esta, los consumidores reconocen tu marca, interactúan con ella, sus valores, actividades y productos, para luego tenerla en cuenta, o no, a la hora de comprar.